Finaliza una de las ediciones más completas y duras de la historia de la Titan Desert con muy buenos resultados por parte de los ciclistas que montan los rodamientos ISB en sus bicicletas. Tras recorrer 640 kilómetros, los rodamientos ISB han superado con nota su paso por montañas, dunas, ríos, arena y rocas; consiguiendo 6 victorias de etapa y dos podios en la clasificación general final.

El múltiple vencedor de la Titan Desert, Josep Betalú (KH7-1), se llevó dos victorias de etapa y una quinta posición en la clasificación final tras sufrir un pinchazo en la primera etapa que le apartó de toda posibilidad de revalidad el título. Betalú fue el más rápido en la tercera y sexta etapa.

El equipo BMC TBellès by Kalas llegó a la Titan Desert con un equipo dispuesto a luchas por todo. Silvia Roura fue protagonista en las seis jornadas y consiguió dos victorias de etapa, la quinta y la sexta; así como subió al segundo cajón del podio en la clasificación general final. Guillem Muñozvenció en la segunda etapa y, junto a Pablo Guerrero, lucharon cada día por posiciones de podio. El esfuerzo dió sus frutos y Muñoz también consiguió la tercera posición final.

En categoría Master Woman, Anna Jördens (Doctore Bike) siempre estuvo en cabeza y dominó la clasificación general.

Los rodamientos ISB Xforce reducen la fricción del 88% al 90%, ahorran energía entre 7,15 y 9,45 vatios, resisten a la corrosión hasta 1.500 horas (testado), reducen la necesidad de lubricación, reducen la acumulación de suciedad y el desgaste.